Del Escritorio del Pastor

Escribiendo el Guión de Mi Vida con Dios

Si tu vida fuera un guión de película como seria la película?

Si vamos a la Biblia Dios uso su Palabra para crear todo. Y El desea a través de su Palabra co-crear el guión de tu vida contigo

La historia del hombre es una novela, una película. Pero muchas veces permitimos a alguien que no es Dios escribir el guión de nuestra vida. A veces los amigos escriben el guión, otras las voces que escuchamos escriben el guión.

Le permitirás a Dios co-escribir la historia de tu vida contigo? Como? Deja que La Palabra de Dios moldea, transforme, y diseñe tu vida

2 Corintios 3:3 (TLA) 2-3 Todos pueden ver claramente el bien que Cristo ha hecho en la vida de ustedes. Para que la gente hable bien de nosotros, sólo tiene que fijarse en ustedes. Porque ustedes son como una carta que habla en favor nuestro. Cristo mismo la escribió en nuestro corazón, para que nosotros la presentemos. No la escribió en piedra, ni con tinta, sino que la escribió con el Espíritu del Dios vivo. Y esa carta está a la vista de todos los que la quieran leer.

Dios ha entregado en tus manos el lapicero para escribir la historia de tu vida. Lo harás? La gente va querer escribir tu historia. Tu debes... Tu deberías... Tu tienes que...
No deberías... Etc, etc.

"Tu eres salvadoreño, tu serás pobre, no triunfaras, probablemente acabes en una pandilla, abandonaras los estudios y todo lo que emprendas fracasara... Porque ningún salvadoreño es alguien. Ningún futbolista famoso, ningún escritor, ningún científico, ¿Podrá salir algo bueno de El Salvador?"

Nooooooo!

La gente no escribirá mi historia, ni tampoco Steven Spielberg. Lo haré yo con la ayuda de Dios. Que seria yo si hubiera dejado a la gente escribir mi historia... Seria terrible

Pero le dije a Dios ayúdame a escribir una nueva historia para mi vida. Yo era súper tímido. No podía hablar en publico. Me daba miedo la gente. Me sentía inadaptado. Pero le creí a Dios. Entendí que no se trata de mi. Sino de lo que el puede hacer a través de mi. Decidí confiar en su Palabra, y colaborar con El para escribir el nuevo guión de mi vida.

No fui destinado al fracaso. Fui creado para ser un HdH "Hacedor de Historia"

Nadie escribirá mi historia. No dejare que otros lo hagan. No escuchare la voces de fracaso. Ni siquiera escuchare mis dudas y temores. Voy a escuchar a Dios. Cuando escucho a Dios mi confianza crece. Porque Dios dice la verdad.

Tu eres la materia prima, el papel y el lápiz y la historia esta a punto de ser escrita...
Quien la escribirá? Permitirás que otros lo hagan? O le permitirás a Dios escribir la historia de tu vida? Colaboraras con El?

Toma el lápiz y comienza hoy!

Yo seré el Psicólogo salvadoreño + brillante. Seré lo que Dios quiere que sea, y daré mi mejor contribución a este mundo, para la Gloria de Dios!

“Dejen que Dios los transforme en personas nuevas al cambiarles la manera de pensar.” Romanos 12:2b (NTV)

No puedes convertirte en todo lo que Dios te creo para ser, hasta que comprendas los cinco factores que influencian tu identidad. Los primeros dos son la química (como estás hecho) y las conexiones (tus relaciones). Eres producto de la forma en que te creó Dios y de las relaciones en tú vida.

Tu identidad también está influenciada por otros dos factores que examinaremos hoy: tus circunstancias y tu conciencia.

Circunstancias son las cosas que te suceden y que suceden alrededor tuyo – ninguna de las cuales controlas. Eres producto de los traumas, problemas, sufrimientos, vergüenzas, presiones, y dolor que han dado forma a tu vida. Tal vez aún el abuso ha afectado tu identidad. Si alguna vez has tenido una serie de fracasos o catástrofes, han dejado una huella indeleble en quien eres.

Conciencia es como te hablas a ti mismo. Y ¿sabes qué? Si tú hablas con tus amigos de la forma en que te hablas a ti mismo probablemente ya no serían amigos, porque nuestros pensamientos están llenos con las mentiras que hemos escuchado de otras personas y que hemos permitido arraigarse en nosotros. Cuando repetimos los pensamientos de otros en nuestra cabeza, profundizan en nuestras conciencias y comienzan a darle forma a nuestra identidad.

En Proverbios 4:23, la Biblia dice, “Ante todo, cuida tus pensamientos porque ellos controlan tu vida” (PDT). Tus pensamientos no deben ser verdaderos para herirte, solamente tienes que creerlos, si te dices a ti mismo que tu matrimonio no durará, entonces no la hará. Si tienes miedo de hacer algo, entonces no lo harás. ¡Tus pensamientos controlan tu vida!

Un acto de compasión por alguien más puede hacer la diferencia

Tú no eres malo porque no tengas compasión. Lo que sucede es que estas demasiado ocupado con tus problemas, y eso te impide ver la necesidad de otros.

Hoy te invito a salir de tu caparazón, y mirar alrededor. ¿Sabes lo que un acto de compasión podría lograr? Un solo acto de compasión en una mazmorra egipcia miles de años atrás, llevó a una sincronización sobrenatural que a su vez produjo la salvación de dos naciones. ¿Cómo? Bueno, José se preocupo por otras personas, y después fue nombrado Primer Ministro por el faraón. Durante los siete años de abundancia que él mismo había predicho, almacenó suficientes cereales para sostener a Egipto a lo largo de siete años de hambre.

Pero no solo salvó a Egipto, sino también a Israel. Durante aquella época de carestía, su padre y sus hermanos hallaron en Egipto un refugio seguro. Y fue en Egipto donde la familia de Jacob se convirtió en la nación llamada Israel.

¡Haz hoy un acto de compasión! Preocúpate por las necesidades de alguien más.

Reflexiones de nuestro recién pasado aniversario

A veces sucede que recordando es como olvidamos. Ciertamente el que ignora su pasado no podrá ir más lejos, por no conocer la historia, pero cuando es del pasado de lo que más hablamos, entonces algo esta mal. Muchos movimientos inmortalizaron su pasado erigiendo monumentos, y dejaron de ser movimientos, porque todo su enfoque quedo en el ayer. Al celebrar nuestro aniversario debemos dar gracias a Dios, porque nos subió en hombros de gigantes, y tenemos una gran herencia, y legado, pero ahora nuestro enfoque debe estar puesto en el futuro, porque es allí donde viviremos el resto de nuestros días. Creemos que lo mejor esta por venir, porque ¡El Señor nos prometió que la Gloria postrera de su Casa será mayor que la primera! ¡Así que marchemos juntos con todo nuestro Corazón hacia adelante!